¿Certificado Energético de calidad? ¡Sí se puede!


Ya se ha comentado en varios foros sobre la avalancha de anuncios que, desde la entrada en vigor el pasado 1 de junio del Real Decreto 235/2013, están ofreciendo Certificados Energéticos a precios irrisorios. Y que este hecho no solo está afectando a la calidad del informe, convirtiéndolo en un mero papel burocrático, sino que también está desacreditando cada vez más la labor de Ingenieros , Arquitectos y Arquitectos Técnicos.

Con este Post queremos aportar nuestro granito de arena y concienciar, una vez más, a la ciudadanía sobre las bondades de un trabajo bien hecho. Por que no es lo mismo comprarse un Ferrari que un Fiat 500, un Certificado Energético de calidad también tiene sus ventajas:

  • Un Certificado Energético bien hecho dará una información más real sobre la eficiencia energética de su inmueble y podrá utilizar esta información para futuras mejoras.
  • Un Certificado Energético realizado con calidad podría aumentar la letra de calificación de la vivienda.
  • Cuanto mayor sea la letra de calificación, más probabilidades tendrá de alquilar o vender la vivienda en menos tiempo y a un precio mayor.
  • Los futuros compradores o inquilinos mirarán cada vez más la calificación energética del inmueble, dado que una mayor calificación supone un mayor ahorro en las facturas.

Sin entrar más a fondo en esta cuestión, que ya se ha discutido en otros lugares, queremos concentrarnos en otro punto:

¿Como exigir un Certificado Energético de mayor calidad?

Lo que la mayoría de la gente de a pié no sabe es que existen dos maneras de realizar los cálculos de eficiencia energética del inmueble: existe un método simplificado y un método general. Para el método simplificado los programas más utilizados son CE3 y CE3x, mientras que para el método general el programa utilizado es CALENER. Todos estos son programas informáticos oficiales del Ministerio de Industria y los tres son válidos para la Certificación Energética de viviendas.  Pero, como bien dice la palabra, los métodos simplificados (CE3 y CE3X) hacen simplificaciones y se obtendrán por lo general resultados peores respecto al método general (CALENER). En los test comparativos de resultados del programa CE3X frente al programa CALENER, por ejemplo, se obtienen peores resultados en CE3X respecto a CALENER en los siguientes porcentajes:

  • Promedio del 20,30% de los casos para viviendas unifamiliares.
  • Promedio del 33,16% de los casos para viviendas en bloque.
  • Promedio del 40,17% de los casos para pequeño y mediano terciario.

Estimamos que estas diferencias podrían ser aún mayores en el caso de que se escogieran los valores por defecto que ofrece el programa CE3X, praxis que suponemos sea bastante extendida sobretodo entre los que ofrecen Certificados Energéticos baratos.

Por otro lado, la realización del Certificado Energético con el método general implicaría al Técnico Certificador más horas de trabajo, dado que  CALENER es un programa informático más complejo y requiere la introducción de un modelo en 3 dimensiones del edificio o de la vivienda. Y lógicamente esto se reflejaría en un precio mayor del Certificado Energético.

Pero ¿Por que escoger lo más barato para un documento que puede tener su utilidad, tiene una validez de 10 años y cuyo coste se recupera por completo con el primer pago del alquiler?

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>